Uso de redes públicas

Es muy práctico poder utilizar Internet cuando estás fuera de casa, pero debes tomar ciertas precauciones siempre que utilices una red que pueden utilizar otras personas que no conoces y en las que no confías. Esto no solamente incluye las redes inalámbricas, sino también las redes cableadas públicas (como las de los hoteles, por ejemplo). Las redes móviles, aunque son inalámbricas, están codificadas y son razonablemente privadas.

Debes dar por sentado que cualquier información que envíes a través de una conexión a una red pública se puede leer. Si encuentras información en un sitio web y no llegas a él a través de una conexión codificada (por ejemplo, "https"), cualquier otra persona en la red podrá leer esa información. Si envías información a un sitio web que no está codificado, cualquier otra persona en la red podrá leerla. En algunos casos, si inicias sesión en un sitio web, cualquier persona en la red podrá actuar como si fueras tú.

Puedes elegir entre tres enfoques principales para protegerte:

  • Haz solamente cosas públicas en redes públicas, no hagas nada que requiera iniciar sesión. Puedes navegar por Internet, consultar mapas o ver películas, noticias, imágenes de gatitos, críticas del restaurante más próximo. Lo único que no debes hacer es iniciar sesión o utilizar una cuenta con la sesión abierta. Utiliza la red doméstica o una conexión móvil para cualquier cosa que requiera privacidad.
  • Haz cosas de carácter privado solamente en sitios que sabes que son seguros, sitios donde haya una conexión codificada. Por lo general, estás protegido si utilizas un sitio web sobre SSL. Los sitios protegidos mediante SSL comienzan con "https" en lugar de "http" y muestran un icono de un candado o una llave entera. Si inicias sesión a través de SSL y, luego, realizas otras acciones que no tienen protección SSL, probablemente no estarás protegido. Nadie podrá iniciar sesión como si fueses tú, pero alguien todavía podría "fisgonear" y actuar como si lo fueras. Algunos sitios tienen protección adicional que no se ve; deberás consultar cómo aseguran tu información y decidir si confías en ella para utilizar estos sitios.
  • Si deseas poder hacer cosas privadas en una red pública y quieres hacer algo técnico (y quizás comprar un servicio), puedes utilizar una red privada virtual (VPN) para que tu privacidad en las redes públicas sea la misma que tu privacidad en otras redes.

Independientemente de lo que hagas en la red, debes tomar algunas precauciones:

  • Asegúrate de que tienes activado un cortafuegos. Las versiones más recientes de la mayoría de los sistemas operativos tienen cortafuegos habilitados automáticamente, pero para tu comodidad, aquí tienes las instrucciones que te permitirán verificar si los cortafuegos están habilitados en algunos de los sistemas operativos más conocidos.

Instrucciones del cortafuegos para Microsoft Windows 8

Instrucciones del cortafuegos para Mac OS X v10.9 (Mavericks)

  • Piensa en los servicios que utilizas para compartir cosas y si deseas habilitarlos para el público. En general, tener activado el uso compartido·de archivos no es seguro, así que si lo tienes habilitado, deberás deshabilitarlo cuando utilices redes públicas. Hay otras formas de uso compartido·(por ejemplo, compartir archivos multimedia a través de iTunes u otros programas) que pueden ser más seguras, pero aun así debes pensar en si realmente quieres hacer que tu biblioteca sea accesible al público. Los últimos programas y sistemas operativos tienen desactivado el uso compartido·público de manera predeterminada, pero deberás comprobar la configuración si has compartido archivos anteriormente, si usas programas diseñados para el uso compartido público o si tu sistema ya tiene unos años.

En redes inalámbricas:

  • Usa solo redes reales y anunciadas. Vigila especialmente las situaciones en las que hay varias redes de pago y con precios distintos. En general, la red con el precio más bajo es una estafa que recopila la información de tu tarjeta de crédito. Pregunta en el recinto qué redes son reales.
  • No te conectes a redes de equipos particulares (redes "ad hoc"). Se puede configurar un ordenador para ofrecer servicios de red, pero casi nunca es real en un espacio público. Algunos PC tratarán estas redes como similares a las redes anunciadas por puntos de acceso, por lo que debes deshabilitar esta opción. Deshabilita esta función en Windows desactivando las opciones que te permiten conectarte automáticamente a redes desconocidas.
  • Considera la posibilidad de desactivar las opciones que te permiten conectarte automáticamente a redes desconocidas. Las redes "conocidas" se identifican con un nombre, de modo que te conectarás automáticamente a las redes con el nombre adecuado. Hay gente malintencionada que puede crear redes cuyo nombre sea correcto, pero no son tan buenas como la red a la que esperas conectarte y pueden robarte información. Esto se denomina ataque "evil twin" (gemelo malvado).

Redes privadas virtuales:

Las redes privadas virtuales o VPN, usan la codificación para permitirte ser más privado en una red pública. Muchas compañías usan VPN para que sus empleados puedan acceder remotamente a la red de la compañía, pero también puedes conseguir servicios de VPN particulares, o si eres de los que prefieres configurar el ordenador por ti mismo, crear tu propia VPN para poder conectarte a tu red doméstica. De este modo, puedes utilizar una red pública aproximadamente con la misma seguridad que tendrías en tu red doméstica, pero debes recordar lo siguiente:

  • Cuando usas un servicio de VPN, estás confiando en el operador de servicios. El servicio obtiene todos tus datos y puede descodificarlos.
  • Para utilizar VPN deberás instalar un software y volver a configurar el ordenador. Puede interferir con algunos servicios de redes y ralentizar tus conexiones.